miércoles, 26 de agosto de 2015

Recordamos el Mundial de 2007



El reloj no se detiene y faltan solo 23 días para que se de la patada inicial de la Copa del Mundo de Rugby 2015, a realizarse en Inglaterra. Nuestra serie de artículos especiales previos a la cita mundialista tampoco se detienen y ha llegado  el momento de recordar el  mundial de 2007, realizado en Francia y  que vio a Sudáfrica convertirse en Campeón Mundial por segunda vez, siendo hasta ahora el único equipo en hacerlo en y fuera de casa. 
 

En 2003 Francia ganó el derecho de organizar el torneo y diez ciudades fueron seleccionadas como sedes de los juegos. Veinte selecciones participarían en el evento y se usaría el mismo formato que en el mundial anterior. De los asistentes, solo Portugal debutaba en dicha estancia, en sustitución de Uruguay que falló en obtener su tercera clasificación consecutiva. Inglaterra partía como uno de los grandes favoritos en su condición de Campeón defensor.

Afiche oficial del Mundial



El torneo se inauguró el 7 de septiembre con el encuentro entre la local Francia y Argentina en el marco de grupo D. Aquel grupo era considerado el “de la muerte”, y de hecho solo pudo decidirse en el último día. Los pumas abrieron el torneo con una sorpresa, derrotando a Les Bleus 17-12 con un try como la diferencia decisiva. Los pumas ganaron ese grupo de manera invicta, mientras los franceses respondieron a la responsabilidad de los organizadores al ganar sus desafíos restantes. La decepción fue Irlanda, que solo pudo vencer a Georgia y Namibia, ambos con marcadores más bajos de lo esperado.


Argentina arrancó bien el mundial de 2007


Los campeones defensores, Inglaterra, se encontraron en fase de grupos con los eventuales campeones, los Springboks, con ambas selecciones avanzando a cuartos; los sudafricanos ganaron el encuentro contra los ingleses, con un escandaloso marcador de 36-0, que sorprendió a más de uno. Bryan Habana, una de las figuras más representativas del rugby en la actualidad, tuvo sus primeros destellos en esta copa, marcando dos tries en fase de grupo contra Estados Unidos. El tercer lugar del grupo se lo llevo Tonga, superando a Samoa y asegurando su puesto en el mundial de 2011. Estados Unidos, por último, finalizó en el foso y sin victorias. 


Sudáfrica humilló a Inglaterra en su encuentro de ronda de grupos.


El grupo B tuvo a los wallabies como ganadores en un grupo que les resultó fácil. Su diferencial de puntos fue de +174, solo superado en ese reglón y en dicha fase por los neozelandeses. La victoria más holgada de los australianos fue un 90-3 ante Japón. Fiji obtuvo el segundo lugar de manera inusual, marcando 114 puntos y tolerando 136 para un diferencial negativo de -22. El equipo Galés fue la decepción no pudiendo clasificar a cuartos, habiendo perdido en su último encuentro ante Fiji, con marcador de 34-38. Japón y Canadá terminaron en el foso, el encuentro de ellos terminó en empate a 12.

Los All Blacks fueron nuevamente una tremenda máquina ofensiva en la ronda de grupos


Finalmente, el grupo C vio nuevamente a los All Blacks hacer y deshacer en una ronda de grupos, no solo quedando invictos sino también marcando 309 puntos y permitiendo apenas 35; los all blacks derrotaron a Italia, Rumania y Portugal por diferencias de más de setenta puntos, para clasificar cómodamente a cuartos. Los escoceses terminaron segundos, mientras Italia culminó tercero. En el foso quedó Portugal, que solo marcó 38 puntos pero toleró 209. 


Los cuartos de final tuvieron dos grandes sorpresas. El primero de ellos tuvo lugar el 6 de octubre y en él los australianos desperdiciaron la oportunidad de vengarse de los ingleses por la derrota sufrida en la final del último mundial. En un encuentro sumamente cerrado, los ingleses apenas ganaron por diferencia de dos puntos 12-10, con Jonny Wilkinson marcando todos los puntos de su país por la vía de los penaltis, aunque fallando tres de ellos.


Sin embargo la primera sorpresa de los cuartos fue el otro encuentro disputado ese día. Los franceses quienes habían perdido en el partido inaugural ante una Argentina que no se parecía a los pumas de torneos anteriores, se debía enfrentar a los All Blacks, quienes habían sido una máquina demoledora en ronda de grupos. Vistiendo un desacostumbrado gris, los All Blacks encontraron las defensas francesas difíciles de romper y solo anotaron 18 puntos contra 20 de Francia, para perder el encuentro de manera dramática.

Los franceses, como en 1999, se encargaron de destruir las aspiraciones neozelandesas


El juego no estuvo exento de controversias y varias decisiones arbitrales fueron altamente criticadas, entre ellos el segundo try de Francia que vino tras un pase hacia adelante, que aparentemente el réferi Wayne Barnes no vio. Eso queda en el campo de las especulaciones, otro enfoque nos lo da el análisis del juego y es evidente que en algo influyó el hecho de que Nueva Zelanda haya efectuado 57 tackles y Francia 269 y que los Bleus tuvieron 66% de posesión de la pelota y 60% en territorio. Así, los all blacks, con toda su maquinaria ofensiva, fallaban nuevamente en obtener la copa del mundo. 

El tercer cuarto de final vio a los Sprinboks dejar en el camino a Fiji con marcador de 37-20, el resultado más holgado de la ronda. En el último cuarto, los Pumas materializaron la segunda sorpresa de la fase, al eliminar a Escocia con marcador de 19-13, de esa manera Argentina se convirtió en el primer país, fuera de los torneos de las tres y las seis naciones en alcanzar las semifinales de una Copa del Mundo. 

Argentina seguía sorprendiendo a todo el mundo del rugby en 2007


La primera semifinal fue entre Inglaterra y Francia el 13 de octubre. En dicho partido se marcó solo un try, el del inglés Josh Lewsey al minuto 2 de iniciar el partido y que marcó la diferencia. Inglaterra terminó ganando 14-9. Jonny Wilkinson marcó dos penaltis y un drop para terminar de darle forma a la victoria inglesa y así como en 2003, el campeón defensor tendría el derecho a disputar nuevamente la final. 


Los campeones defensores eliminaron a los locales


La otra semifinal registró un resultado más abierto a favor de los Springboks que derrotaron a los sorprendentes Pumas, con marcador 37-13, incluyendo dos tries de Bryan Habana, que empataba así el récord de ocho tries de Jonah Lomu en 1995 y que seguía asombrando a los fans del rugby en el mundo. Otro que siguió acumulando puntos fue Percy Montgomery quien marcó 17 puntos y terminaría el torneo como el máximo anotador con 105 puntos.


Bryan Habana marcó dos tries ante Argetina en las semifinales


La llamada final de bronce fue el broche de oro de una excelente campaña del equipo argentino que dijo presente en el escenario de las grandes potencias mundiales del rugby. Así como en el primer encuentro del torneo, los argentinos vencieron a los franceses 34-10, negándoles el podio en el mundial que ellos mismos habían organizado. 


Argentina obtuvo, merecidamente, el tercer lugar en la Copa del Mundo 2007


La final del mundial tuvo lugar en el Stade de France de Saint Dennis ante 80430 espectadores el 20 de octubre y fue en encuentro cerrado y digno de una final, donde todo se decidió mediante patadas a los postes, siendo que ningún try se anotó.

Aquella fue la primera oportunidad en que ambos finalistas se encontraban por en el desafío decisivo del torneo tras haber coincidido en la ronda de grupos. A finales de la primera mitad y a inicios de la segunda ocurrieron las únicas oportunidades claras de try, la primera para Sudáfrica y la otra para Inglaterra.


Escenario de la gran final



El desafío terminó con marcador de 15-6 a favor de los Springboks, gracias a cuatro tries de Percy Montgomery y uno de Francois Steyn, mientras ambos penaltis ingleses fueron anotados por Jonny Wilkinson. 

Percy Montgomery



Sudáfrica se convirtió así en el segundo país en obtener la Copa del Mundo por segunda ocasión y hasta ahora el único obtenido en y fuera de casa. Casualmente, en la final de 1995, la de su primer campeonato, los springboks también marcaron 15 puntos, todos por la vía de la patada. Sudáfrica es la única de las naciones que han disputado una final, que no la ha perdido y la única que no ha marcado tries.

Por su parte Inglaterra, se convirtió en el segundo seleccionado que como Campeón defensor, sucumbe en la final, uniéndose a Australia, que había perdido a manos de ellos en la final anterior.

Aparte de la brillante campaña de los Pumas en el mundial, otra nota resaltante puede ser el surgimiento de Bryan Habana, el ala de los springboks que hoy es uno de los grandes rugbiers en el mundo.

Bryan Habana y John Smit


Tras el pitazo final John Smit procedió a levantar la Copa Webb Ellis y los Springboks eran los reyes del mundo del rugby, otra vez.


Próxima Entrada: Inglaterra.



0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Autor

Mi foto

Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...

Nuestro facebook

[facebook src="up90sports"/]

Entradas populares