viernes, 14 de agosto de 2015

La Copa del Mundo 2003, Inglaterra se coronó campeón




Cada día la fecha de la patada inicial del Mundial de Rugby Inglaterra 2018 está mas cerca y nuestro recorrido se intensifica y hemos llegado al punto de rememorar el mundial de Australia 2003. Aquel guarda un lugar significativo para el autor de estas notas, pues fue el primero que siguió y cuyo momento culminante quedaría en nuestro recuerdo, como uno de los grandes finales en la historia del deporte. Aquel mundial disputado entre el 10 de octubre y el 22 de noviembre de 2003 vio a Inglaterra coronarse como el primer campeón mundial de rugby del hemisferio norte.




Luego del complicado formato usado en el mundial de 1999, el primero con veinte selecciones, a partir de 2003 se usaría un formato más sencillo y con más juegos, traduciéndose en más cantidad de rugby; un formato que ha resultado tan exitoso que se ha implementado desde entonces en cada mundial. El formato consistía en ubicar los veinte equipos en cuatro grupos de cinco, de donde avanzarían los dos primeros a cuartos de final; adicionalmente, se implementaron por primera vez los puntos “bonus”, que consisten en otorgar un punto adicional al equipo que logre anotar cuatro tries en un juego sin importar el resultado o al equipo que pierda por siete puntos o menos, esto complementó el sistema de cuatro puntos por una victoria y dos por empates. Por primera vez, se jugaron 48 partidos en el mundial. 





Originalmente el mundial iba a ser organizado por Nueva Zelanda y Australia, pero una disputa por los derechos de transmisión ocasionó que los kiwis se retiraran de la organización.  Finalmente, Australia fue designada cabeza de serie del grupo A y disputó el partido inaugural en su calidad de local. El torneo vio el debut de la selección de Georgia, una exrepública soviética.



El grupo A fue fácilmente ganado por los Wallabies, quienes brillaron en el encuentro ante Namibia, equipo al que destrozaron 142-0, en lo que hasta el  momento es la victoria más holgada por equipo alguno en la historia de la Copa del Mundo. En su último juego, Argentina cayó por solo un punto ante Irlanda 15-16, un encuentro que de haber resultado a favor de los Pumas habría significado su clasificación a cuartos de final. 

Australia hizo historia ante Namibia en 2003




El grupo B lo ganó Francia, seguido de Escocia y quedando fuera en ese orden: Fiji, Estados Unidos y Japón. Fiji, una selección de mucho mayor nivel, apenas pudo vencer a los americanos por un punto 19-18 y luego cayó ante Escocia por solo dos puntos 20-22. En el juego entre Fiji y Japón, el jugador de Japón Andy Miller anotó un drop de 52 metros, el más largo en la historia de la Copa del Mundo hasta ese momento. 

Francia ganó sin complicaciones el grupo B en 2003




El grupo C fue ganado con comodidad por Inglaterra, quienes obtuvieron 3 bonus points, siendo que anotaron cuatro tries en tres de sus cuatro juegos.  Ante Georgia marcaron 12 tries, cuatro ante Samoa y 17 ante Uruguay. Sudáfrica tan solo perdió ante Inglaterra y también tuvo 3 bonus points, marcaron doce tries ante los charrúas, siete ante los “lelos” de Georgia y ocho ante Samoa, equipo que culminó en el tercer lugar. Georgia terminó su primera incursión en mundiales sin victorias.  

Ante Uruguay los ingleses se inspiraron anotando 17 tries




Finalmente, el grupo D fue ganado por los All Blacks a su mejor estilo, consiguiendo bonus points en cada uno de sus encuentros, marcando  11 tries ante Italia, diez ante Canadá,  trece ante Tonga y ocho ante Gales, lo cual hizo recaer sobre ellos la condición de favoritos. Gales, por su parte, acompañó a Nueva Zelanda a los cuartos de final, como segundo del grupo. Italia destacó al obtener por primera vez dos victorias en una Copa del Mundo. 

Dan Carter debutó en el mundial de  2003




Los cuartos de final no vio ninguna sorpresa en cuanto a los clasificados, ya que Australia, Nueva Zelanda, Inglaterra y Francia ratificaron su favoritismo y lograron pasar a expensas de Escocia, Sudáfrica, Gales e Irlanda, en encuentros que no fueron nada cerrados y que vio a Jonny Wilkinson brillar con una conversión, seis penaltis y drop, anotando 23 de los 28 puntos de su equipo en el desafío ante Gales. A Wilkinson aun le quedaba más copa del mundo por brillar.



La primera semifinal se disputó el 15 de noviembre en Sydney y fue un clásico del rugby del sur: Nueva Zelanda contra Australia, mientras que la segunda, disputada el día siguiente fue un clásico del rugby del norte: Inglaterra contra Francia. 

La primera final fue entre las dos grandes superpotencias del rugby




Nueva Zelanda, con todo su poderío ofensivo mostrado en las rondas anteriores no pudo vencer a los wallabies, quienes lograron la victoria 22 puntos contra 10. Inglaterra también cumplió con los pronósticos venciendo 24-7 a los franceses y privándoles de la posibilidad de vengarse de los australianos por la derrota sufrida en la final del mundial pasado. 



La final del mundial de 2003 fue una repetición de la del mundial de 1991 y en aquel la oportunidad Australia venció a Inglaterra en casa, ahora los ingleses tenían la oportunidad de vencer a los wallabies en casa, para coronarse campeones mundiales. 

La final de 2003 fue una re-edicion de la de 1991




La final tuvo lugar el 22 de noviembre en Telsstra Stadium de Sydney ante 83 mil personas. Apenas a los seis minutos de iniciado el partido, Lote Tuqiri anotó el primer try para poner a Australia arriba, 5-0 ya que la conversión fue errada. A continuación, Jonny Wilkinson, el  máximo anotador de la competición y la estrella de la misma, anotaría tres panalties consecutivos que puso a Inglaterra arriba y silenció a Sydney.

Jonny Wilkinson, máxcimo anotador del mundial 2003
 




Posteriormente llegaría la lluvia para engalanar el escenario de una de las finales más cerradas de todos los tiempos. Dos minutos antes de la culminación del primer tiempo, Jason Robinson anotó un try para Inglaterra, que se fue al descanso 14-5 arriba.



En el segundo tiempo los australianos despertarían con dos penaltis exitosamente cobrados por Elton Flatley, que los acercó 14-11. El juego continuó cerrado y casi al final del mismo Jonny Wilkinson falló un drop goal que pudo haber sentenciado las acciones. Las defensas eran tan cerradas que no había ni aviso de tries, por lo que todo se decidiría con el pie y casi al final del partido, un último penalti de Flatley  empató el juego, que se decidiría en tiempo extra.  

 
Elton Flatley dio la cara por los wallabies



Con dos minutos de iniciado el tiempo extra (en rugby son 20 minutos de tiempo extra), “Wilko” volvió a hacer de las suyas anotando un penalti que le daba ventaja de 17-14 a Inglaterra. Todo parecía ya decidido cuando tres minutos antes del final, Elton Flatley anotó otra vez un panalty, empatando las acciones. 




Mientras el reloj se agotaba y parecía que todo se decidiría en muerte súbita, faltando apenas 2 minutos, un line out a favor de Inglaterra significaba la última ofensiva; tras varios rucks e intentos de culminar un try, cuando llegaron a la línea  de 22 metros, Jonny Wilkinson recibió un pase de ruck con 26 segundos en el reloj pero a una distancia favorable, sin pensarlo pateó y el balón pasó en medio de los postes, marcando así el drop goal decisivo que le dio a Inglaterra la Copa Webb Ellis y lo que hasta ahora ha sido su único campeonato mundial. (ver video arriba) 





Jonny Wilkinson terminó como máximo anotador del mundial con 113 puntos y líder en drop goals con ocho, un récord en Copas del Mundo. Ah, y Martin Johnson levantó el trofeo.  

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Autor

Mi foto

Venezolano con la rara combinacion de ser larense, pero Magallanero.. adicto al béisbol y la literatura, busco la manera de combinar ambos, pero sin que alguno de ellos pierda su esencia...

Nuestro facebook

[facebook src="up90sports"/]

Entradas populares